El plazo para alcanzar la equidad de género se ubica en 132 años

Estas son las proyecciones, según el nuevo informe global del Foro Económico Mundial. Islandia sigue siendo el país con mayor igualdad de género, seguido de Finlandia, Noruega, Nueva Zelanda y Suecia.

La equidad de género está lejos de alcanzarse. De acuerdo al flamante Informe global sobre la brecha de género de 2022 del Foro Económico Mundial, serán necesarios otros 132 años (en comparación con los 136 estimados en 2021) para cerrar este gap.

El informe indica que, de las 146 economías analizadas, solo una de cada cinco ha conseguido reducir la brecha de género al menos un 1 % durante el último año. En consecuencia, si bien el año pasado se realizaron avances, solo han conseguido reducir en cuatro años el tiempo que se tardará en alcanzar la paridad de género.

Este avance hace poco y nada por revertir el retroceso de toda una generación registrado en 2020-2021 al inicio de la pandemia. “La crisis del costo de la vida afecta a las mujeres de forma desproporcionada, tras el golpe que supuso la pérdida de puestos de trabajo durante la pandemia y la persistente insuficiente de la infraestructura de cuidados. Ante la débil recuperación, los poderes públicos y las empresas deben hacer dos tipos de esfuerzos: políticas dirigidas a apoyar el retorno de las mujeres a la fuerza de trabajo y el desarrollo del talento femenino en las industrias del futuro. De lo contrario, corremos el riesgo de desandar el camino de las últimas décadas de forma permanente y perder los rendimientos económicos futuros de la diversidad”, afirma Saadia Zahidi, Directora General del Foro Económico Mundial.

Cuatro áreas clave

El Informe global sobre la brecha de género de 2022, ahora en su decimosexto año, compara la evolución de las brechas de género en cuatro áreas: participación y oportunidad económicas, logros educativos, salud y supervivencia, y empoderamiento político. También analiza los efectos de las recientes calamidades mundiales sobre la crisis de la brecha de género creciente en el mercado laboral.

En el conjunto de los 146 países analizados en 2022, la brecha de género en salud y supervivencia se ha reducido un 95,8 %, en logros educativos un 94,4 %, en participación y oportunidad económicas un 60,3 % y en empoderamiento político un 22 %.

Si se adopta una perspectiva de 16 años, al ritmo de progreso actual se tardarán 155 años en cerrar la brecha de género en empoderamiento político —11 más de los pronosticados en 2021— y 151 años en participación y oportunidad económicas.

Aunque 29 países han alcanzado la paridad total, todavía faltan 22 años para cerrar la brecha de género en logros educativos. Y aunque más de 140 países han reducido al menos el 95 % de su brecha de salud, el retroceso general en salud y supervivencia indica que podría producirse una reversión.

Desafíos por regiones

Norteamérica es la región que obtiene mejores resultados, con una reducción de la brecha de género del 76,9 %. El número de años que se tardará en cerrar la brecha ha bajado de 62 a 59. Se observa una pequeña mejora en Estados Unidos, mientras que la puntuación de Canadá no evoluciona.

Europa le sigue de cerca (76,6 %), registrando una mejora del 0,2 % desde 2021, con lo que el tiempo de espera para cerrar la brecha de género se sitúa en 60 años. Entre los 10 primeros países hay 6 europeos, y 9 de los 135 países de esta región han mejorado su puntuación al menos un 1 %. Albania, Islandia y Luxemburgo son los 3 países de la región que más han mejorado.

América Latina y el Caribe (72,6 %) se sitúa en el tercer puesto de la clasificación regional, con una mejora de 0,4 % puntos desde la edición anterior. Al ritmo de progreso actual, América Latina y el Caribe cerrarán la brecha en 67 años. Sin embargo, solo 6 de los 22 países indexados en esta edición mejoraron su puntuación al menos en un 1 %, lo que indica una creciente divergencia regional.

Asia Central (69,1 %) se ha estancado, ya que su puntuación no ha cambiado desde 2021. A este ritmo, tardará 151 años en cerrar la brecha de género regional. De los 10 países de esta región, 6 han mejorado sus puntuaciones, con Moldavia, Bielorrusia y Georgia a la cabeza de la clasificación.

En Asia Oriental y el Pacífico (69 %), 13 de sus 19 países han mejorado desde la última edición. Pero al ritmo actual, la región necesitará 168 años para cerrar la brecha de género. Se avanza a distinta velocidad según los países, por lo que hay riesgo de que aumente la divergencia regional. Los países que obtienen mejores resultados son Nueva Zelanda (84,1 %), Filipinas (78,3 %) y Australia (73,8 %).

El África Subsahariana (68,7 %) ha registrado su mejor puntuación, con una mejora del 1,1 % durante el último año, que refleja cambios positivos en la brecha de género económica en países como Nigeria, Etiopía, República Democrática del Congo y Kenia. Al ritmo actual, tardará 98 años en cerrar la brecha de género.

Oriente Próximo y Norte de África (63,4 %) tiene la segunda brecha de género por cerrar, y los países que obtienen mejores resultados son Israel, Emiratos Árabes Unidos y Líbano. Se realizaron algunos avances para reducir la brecha de género económica (+2 %), con mejoras de participación de la mujer en la fuerza de trabajo y de proporción de mujeres en puestos técnicos en algunos países. La puntuación de la región es similar a la de la última edición, lo que sitúa el tiempo de espera para cerrar la brecha en 115 años.

El Sur de Asia (62,3 %) es la región que tiene mayor brecha de género, con bajas puntuaciones en todas las brechas medidas y escasos avances en la mayoría de los países desde la última edición. Al ritmo actual, tardará 197 años en cerrar la brecha de género. La brecha de género económica se ha reducido un 1,8 %, con incrementos en la proporción de mujeres en puestos profesionales y técnicos en países como Bangladesh y la India, así como Nepal.

Artículo Anterior

Itaú difundió su Reporte de Sustentabilidad 2021

Total
0
Share