Resolución histórica en la ONU para acabar con los plásticos en 2024

Representantes de 175 naciones se dieron cita en Nairobi y pactaron la creación de un instrumento jurídicamente vinculante contra la contaminación plástica. La ONU sostiene que es el pacto ambiental más importante desde la firma del Acuerdo de París contra el cambio climático.

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, celebrada la semana pasada en Nairobi, fue el lugar elegido para una histórica resolución que busca poner fin a la contaminación plástica. Jefes de Estado, ministros de Medio Ambiente y otros representantes de 175 países respaldaron el miércoles un dictamen sin precedentes para forjar un acuerdo internacional jurídicamente vinculante para finales de 2024.

“La contaminación del plástico se ha convertido en una epidemia. Con la resolución de hoy estamos oficialmente en camino de una cura”, aseguró Espen Barth Eide, Presidente de la Asamblea y Ministro de Clima y Medio Ambiente de Noruega.

La resolución, basada en tres proyectos de resolución iniciales de varias naciones, establece un Comité Intergubernamental de Negociación (INC), que comenzará su trabajo en 2022, con la ambición de completar un proyecto de acuerdo global legalmente vinculante para finales de 2024. Este documento permitirá establecer reglas y obligaciones globales a lo largo de todo el ciclo de vida del plástico ( incluyendo su producción, diseño y eliminación), extendiendo además la responsabilidad hacia los países, el sector privado y los consumidores de eliminar la contaminación por plásticos en la naturaleza.

La referencia al ciclo de vida completo fue uno de los asuntos que más costó incluir: abre la puerta a que no solo se aborden medidas contra la contaminación ya generada, sino también a que se limite la producción de plástico virgen, que muchos consideran clave.

Para muchos se trata de una de las acciones ambientales más ambiciosas del mundo desde el Protocolo de Montreal de 1989, que eliminó por completo las sustancias que extinguen la capa de ozono, y otros citan como antecedente el Acuerdo de París contra el cambio climático. Organizaciones ambientales y de la sociedad civil, como la Organización Mundial de Conservación (WWF por sus siglas en inglés), celebraron esta decisión e invitaron a los gobiernos del mundo a aprovechar este poderoso impulso.

El documento que redacte el Comité se basará en un debate abierto, informado por la ciencia, y ese órgano informará sobre los progresos realizados a lo largo de los dos próximos años. Por último, una vez concluidos sus trabajos, la agencia de la ONU convocará una conferencia diplomática para adoptar sus resultados y abrir el instrumento internacional a la firma.

Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) anticipó que convocaría un foro a finales de este año, junto con la primera sesión del Comité Intergubernamental, para compartir conocimientos y mejores prácticas en diferentes partes del mundo.

“El día de hoy marca un triunfo del planeta Tierra sobre los plásticos de un solo uso. Se trata del acuerdo multilateral más importante en materia de medio ambiente desde el Acuerdo de París. Es una póliza de seguro para esta generación y las futuras, para que puedan vivir con el plástico y no estén condenados por él”, aseguró Inger Andersen, la directora ejecutiva del Programa para el Medio Ambiente.

Paralelamente a las negociaciones sobre un acuerdo internacional vinculante, la agencia de la ONU trabajará con cualquier gobierno y empresa que lo desee en toda la cadena de valor para abandonar los plásticos de un solo uso, así como para movilizar la financiación privada y eliminar las barreras a las inversiones en investigación y en una nueva economía circular.

Foto PNUMA

Un problema en ascenso

La contaminación por plástico no para de escalar. Pasó de 2 millones de toneladas en 1950 a 348 millones en 2017, convirtiéndose en una industria mundial valorada en US$ 522.600 millones, según datos del Programa. Además, se espera que se duplique de aquí a 2040.


Otros datos:

  • Para 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la producción, uso y eliminación de plásticos representarán el 15% de las emisiones permitidas, según el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5°C.

  • Cada año llegan a los océanos unos 11 millones de toneladas de residuos plásticos. Esta cifra podría triplicarse de aquí a 2040.

  • Un cambio hacia una economía circular puede reducir:
    • el volumen de plásticos que llegan a los océanos en más de un 80% para 2040
    • la producción de plástico virgen en un 55%
    • ahorrar a los gobiernos US$ 70.000 millones de dólares para 2040
    • reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 25%
    • crear 700.000 puestos de trabajo adicionales, principalmente en los países del sur

Artículo Anterior

Villavicencio lanzó la primera botella hecha 100% de otras botellas

Artículo Posterior

Nuevo reporte de sutentabilidad de Río Uruguay Seguros

Total
1
Share