Los CEOs piden una acción gubernamental audaz y una política climática coherente en la COP26

Los directores ejecutivos dicen que si bien el sector privado puede liderar la respuesta, movilizar el capital y desplegar la tecnología necesaria, el cambio climático está afectando sus negocios y cadenas de suministro mucho antes de lo esperado.

Solo el 18% de los directores ejecutivos aseguran que los gobiernos y los responsables políticos les han brindado la claridad necesaria para cumplir sus objetivos de sostenibilidad y cambio climático. Así lo revela el estudio “Climate Leadership in the Eleventh Hour”, una encuesta elaborada por Accenture y el Pacto Global entre más de 1.230 directores ejecutivos en 113 países y presentado unos días antes de la COP26 en Glasgow.

Los líderes empresariales también están haciendo sonar la alarma sobre el inicio temprano de la disrupción inducida por el clima y están buscando acciones gubernamentales, particularmente en áreas de precios del carbono, inversión en infraestructura y compromisos financieros para una transición neta cero equitativa, ya que la ventana para alcanzar el objetivo de 1,5 ° C para 2030 ha comenzado a cerrarse.

De acuerdo a este estudio, los líderes del sector privado están luchando por acelerar sus ambiciones climáticas, aunque casi las tres cuartas partes (73%) dicen que sienten una presión cada vez mayor para actuar. Más de la mitad (57%) de los ejecutivos encuestados dicen que están dando prioridad a la acción climática en medio de su recuperación de la pandemia de COVID-19.

El 49% de los directores ejecutivos señala las interrupciones de la cadena de suministro debido al clima extremo como un riesgo principal, pero solo el 7% dijo que están ‘avanzados’ en la configuración de sistemas de alerta temprana para prepararse para eventos de riesgo climático.

Además, el 71% dice que está trabajando activamente para desarrollar un objetivo de emisiones netas cero para su empresa y el 57% cree que está operando en línea con el objetivo de 1,5 ° C. Sin embargo, como indicador, solo el 2% de estas empresas tienen un objetivo formal validado por la iniciativa Science-Based Targets.

“Hay dos caminos posibles por delante: un enfoque de negocios como de costumbre profundamente defectuoso o una economía global que protege a las personas, el planeta y los sistemas naturales que nos sustentan”, dijo Sanda Ojiambo, CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de la ONU. “Hacer negocios como de costumbre ya no es una opción. Los directores ejecutivos que encuestamos muestran claramente que la comunidad empresarial no se siente preparada para hacer frente a nuestra emergencia climática”, agregó.

Artículo Anterior

Santander y Rappi, aliados en un programa de inclusión financiera con foco en repartidores

Artículo Posterior

Banco Galicia continúa apostando a la mejora del sistema de salud

Total
0
Share