Fundación ACNUR Argentina lanzó su iniciativa “Ponchos Azules por la Paz” para concientizar sobre la crisis de los refugiados

En el marco del Día Mundial del Refugiado, la organización hizo este llamado para que la sociedad conozca y se comprometa con la crisis humanitaria más grande desde de la Segunda Guerra Mundial, que ya alcanza a más del 1% de la población.

Empujados por los conflictos armados y la violencia, en el mundo, más de 100 millones de personas fueron forzadas a huir de sus hogares para salvar sus vidas. Una realidad que se agudiza minuto a minuto. En este contexto, Fundación ACNUR Argentina lanzó su iniciativa “Ponchos Azules por la Paz”, un llamado urgente a tomar conciencia de la situación insostenible que se vive a nivel mundial y de que la paz es la única respuesta y camino posible.

Este año la guerra obligó a más de 14 millones de personas de Ucrania a escapar para salvar sus vidas. Se trata del desplazamiento de más rápido crecimiento de la historia. Y muestra cómo las emergencias en el mundo siguen multiplicándose. La crisis en Siria, por ejemplo, lleva más de 11 años y la mitad de su población se ha visto obligada a abandonar su hogar. Hoy 6.7 millones de personas se encuentran desplazadas dentro del territorio, en tanto que 6.6 millones cruzaron las fronteras en busca de un lugar seguro. En tanto, a siete años del inicio del conflicto en Yemen, más de 20 millones de personas requieren ayuda humanitaria.

Estas, como otras tantas emergencias humanitarias de gran escala en el mundo, resaltan la necesidad urgente de pedir por la paz. En 2001, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 20 de junio como el Día Mundial del Refugiado, con el fin de dar visibilidad a esta problemática. Es en este marco que Fundación ACNUR Argentina organizó la iniciativa “Ponchos Azules por la Paz”. Es una convocatoria abierta a toda la sociedad argentina para unirse en un pedido de paz para un mundo en el cual más del 1% de la población se encuentra desplazada.

Fundación ACNUR Argentina eligió el Poncho como elemento distintivo de esta causa porque abriga, abraza y protege. Este año, Benito Fernández donó nuevamente el diseño de un poncho resultado de un trabajo colaborativo entre personas que se han visto forzadas a huir de sus países y viven en Argentina, sumado a cientos de argentinos y argentinas que participaron a través de las redes sociales y vía mail enviando sus dibujos, ideas y sugerencias.

El diseño resultante del Poncho Azul 2022 busca reflejar tanto lo que representa para una persona tener que huir de su hogar, los afectos y los recuerdos que debe dejar atrás, como así también el llegar a un nuevo país, esa nueva esperanza y ese abrazo amigable que recibe.

“Ya somos más de 400.000 los Ponchos Azules en el país que actuamos frente a esta realidad, transformando el dolor en oportunidad. Ser un Poncho Azul es ser un agente de cambio, un representante en la vida cotidiana de la solidaridad y la empatía por quienes se vieron forzados a huir para salvar sus vidas, su familia, su dignidad. Un Poncho Azul da refugio, da sostén, da amor, pero sobre todo abraza de manera incansable la esperanza de un mundo en Paz”, afirmó Alfredo Botti, Director Ejecutivo de Fundación ACNUR Argentina.

Con esta iniciativa, Fundación ACNUR Argentina busca llegar a reunir un millón de Ponchos Azules por la Paz, un millón de argentinos y argentinas unidos en la esperanza, que suman sus voces a millones de voces en el mundo porque confían en que la paz es el único camino, es urgente y necesita de todos. Quienes quieran sumarse a este pedido de paz urgente, pueden ingresar a ponchosazules.org y dejar su firma.

Artículo Anterior

Río Uruguay Seguros, Nacional Seguros, Sudamericana y Estacubierto.com presentan “Ayllu”, el primer seguro para migrantes

Artículo Posterior

En el marco de su estrategia Pep +, Pepsico presentó el episodio argentino de la serie Planet Love

Total
0
Share