Avanza la urbanización de barrios populares en la Provincia de Buenos Aires


Junto a Milagros Maylin, Directora Ejecutiva del OPISU, y Oscar Moyano, Vecino Zapatero del Proyecto PH, repasamos el trabajo de integración que realiza el OPISU y el caso de PH, un emprendimiento que nació de la mano de este proceso en Puerta de Hierro.


La Provincia de Buenos Aires concentra 1.600 barrios populares, el 50% de los asentamientos del país. Las familias que viven en ellos enfrentan mayores barreras y limitaciones que el resto del ejido urbano. Para abordar esta compleja realidad, el Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU) busca contribuir al desarrollo sostenible de las villas.

"Arrancamos hace ya un año y medio con esta integración social y urbana, que significa garantizar igualdad de derechos y oportunidades a los habitantes de los barrios con respecto al resto de los habitantes del municipio", explicó en esta entrevista radial Milagros Maylin, Directora Ejecutiva del OPISU.

El ente se constituyó para llevar adelante un proyecto de integración en lo que hoy ya son 20 barrios bonaerenses. "Arrancamos hace ya un año y medio con esta integración social y urbana, que significa garantizar igualdad de derechos y oportunidades a los habitantes de los barrios con respecto al resto de los habitantes del municipio", explicó en esta entrevista radial Milagros Maylin, Directora Ejecutiva del OPISU.

El Proyecto de OPISU en números

  • Arrancó hace un año y medio con 8 barrios
  • Hoy son +23.000 hogares en 20 barrios de nueve municipios

Como encargado de la planificación para la creación progresiva de barrios en los lugares en mayor estado de precariedad del Conurbano, se encarga de diversas tareas a lo largo de todo el proceso. Siempre en articulación con vecinos, actores claves, líderes locales y organizaciones sociales, realizan desde el relevamiento y diagnóstico de necesidades y debilidades, hasta la elaboración de propuestas, intervenciones tempranas y el desarrollo del plan de mejora estructural.

En paralelo, gestiona la reconstrucción del tejido, como la llegada de los servicios básicos, la apertura de calles y la propia urbanización. "También significa esto de llevar el Estado adonde antes no estaba", expresó Maylin. En esta línea, distintos niveles administrativos abren sus oficinas y acercan los servicios estatales.

"Uno de los principales objetivos del Proyecto es erradicar el narcotráfico para que los niños puedan tener un proyecto de vida alejado del consumo", apuntó la directora ejecutiva.

"En algunos casos se pueden ver muchos avances. Hoy tenemos 85 obras en ejecución y también muchos cambios en materia de seguridad", compartió la entrevistada. Uno de los mejores ejemplos de este esfuerzo es el barrio Puerta de Hierro en La Matanza, que se hizo tristemente reconocido debido el gran flagelo del narcotráfico, como un lugar al que llegaban cientos de jóvenes a comprar y consumir paco. "Uno de los principales objetivos del Proyecto es erradicar el narcotráfico para que los niños puedan tener un proyecto de vida alejado del consumo", apuntó la directora ejecutiva.

Inspirados e inspiradores del cambio
¿Y qué mejor forma de inspirar que ofrecer una oferta de oportunidades cada vez más variada? Dentro de los ejes de trabajo del OPISU, se cuenta el socioproductivo, mediante el que busca generar y fortalecer emprendedores. "Puerta de Hierro vive un cambio de identidad, se está viendo diariamente", remarcó en esta entrevista radial Oscar Moyano, Vecino del barrio y Zapatero del Proyecto PH.

"Los laureles son la gloria y el triunfo que queremos representar. Queremos este cambio de identidad", insistió Moyano.

Inspirados por su contexto, PH es una marca de diseño de calzado que lanzaron un grupo de vecinos, capacitados en el oficio de la zapatería y la reparación. En ella, el barrio está presente de punta a punta, empezando por el logo, un triángulo con laureles que se basa en el plano del barrio. "Los laureles son la gloria y el triunfo que queremos representar. Queremos este cambio de identidad", insistió Moyano.

En esta búsqueda, Etiqueta Negra se volvió un aliado clave, aportando recursos y know-how. "Nos está ayudando en toda la logística para que nosotros lancemos un producto distinto al mercado", detalló el entrevistado. Pero el acompañamiento no termina ahí: además de la donación de nuevas hormas, los está acompañando en la construcción de un galpón de 1.500m2 destinado a la producción.

Además de la marca, PH concretó su segunda colección de calzados que próximamente estará disponible en un nuevo portal. "La idea si es posible es que llegue al mundo", anheló el zapatero. En pocos meses ya estarán listos los primeros 1.000 pares de seis modelos de zapatillas, tres de hombre y tres de mujer.

"La calidad del producto se logra con todo un conjunto de personas", remarcó Moyano.

Se trata del inicio de un círculo que apunta a abarcar cada vez más oficios. Es por eso que desde el emprendimiento también festejan la creación Centro de Aparado donde van a trabajar más de veinte personas. "Los aparadores que están en Puerta de Hierro son los que hicieron posible esto también. La calidad del producto se logra con todo un conjunto de personas", remarcó Moyano.

Artículo Anterior

Con foco en la Seguridad Vial, la 10ª edición de "Toyota y Vos" renueva público y formato

Artículo Posterior

Los líderes y los rezagados de la sustentabilidad global de 2019

Total
0
Share