noticias
10-02-2017
Internacional

Las compañías estadounidenses le dicen NO al "no" de Trump

Las compañías estadounidenses le dicen NO al

La disposición de restringir la entrada al país a los ciudadanos de siete naciones predominantemente musulmanas y a refugiados, llevó a las empresas a hacer oír su postura. Con las tecnológicas como las abanderadas de la contra, algunos rubros permanecieron más tibios.

Escudado bajo el argumento de proteger mejor a los Estados Unidos de las amenazas de ataques terroristas, pocas semanas después de asumir su rol oficial, el presidente electo Donald Trump dio de qué hablar. El 27 de enero firmó una orden ejecutiva que temporalmente prohíbe el ingreso de todos los refugiados y de personas provenientes de Irán, Irak, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen.

El edicto pronto desató el caos: un juez federal lo vetó por tildarlo de "inconstitucional" y el Departamento de Justicia esta semana perdió la apelación que pedía restituirlo. Todo esto implica que ahora llegará a la Corte Suprema para la decisión final.

Junto a los distintos estamentos gubernamentales y movilizaciones sociales, las corporaciones no tardaron en asumir una postura: desde silencio absoluto a una postura proactiva de clara oposición, el rango  de reacciones dependió en gran parte de la industria a la que pertenecen.

La teconología: la voz de la oposición
La gran mayoría de la comunidad tecnológica, que depende ampliamente de las habilidades de inmigrantes tomó la posta. Y es que muchos en la panacea geek de Silicon Valley son extranjeros, hijos de forasteros o están en pareja con alguien foráneo.
Microsoft, Amazon y Expedia fueron las más expresivas a la hora de emitir comunicados y declararon su apoyo a la Oficina del Procurador General del Estado de Washington en su accionar judicial en contra de la orden.

Airbnb, Uber, Lyft, Facebook, Google, Apple y Amazon son otros de los grandes nombres que se opusieron a la medida y expresaron sus preocupaciones en torno a las implicaciones de la misma.  "En mis conversaciones con oficiales acá en Washington esta semana, dejé en claro que Apple cree profundamente en la importancia de la inmigración, tanto para nuestra empresa como para el futuro de nuestra nación. Apple no existiría sin la inmigración y mucho menos podría prosperar e innovar como lo hacemos", resaltó Timothy D. Cook, CEO de Apple.

Entre las reacciones de mayor exposición, se destacó la de Sergey Brin, uno de los fundadores de Google, emigrado de la Unión Soviética a la edad de seis años. En medio del revuelo, participó de una protesta en el Aeropuerto Internacional de San Francisco. "Es doloroso ver el costo personal de esta orden ejecutiva en nuestros colegas", sentenció Sundar Pichai, CEO de Google.

Además, cada vez más compañías adhirieron a un escrito legal que se opone a la prohibición, alertando que daría fuertes incentivos a que las matrices desplazaran más trabajos fuera de los Estados Unidos. Apple, Google y Microsoft, entre ellas.

También firmaron Tesla y SpaceX, elevando el número de signatarios a 127. Se trató en parte de una sorpresa ya que el fundador de Tesla, Elon Musk es uno de los pocos ejecutivos tecnológicos que integran el consejo asesor de negocios de Trump. Así, se ha visto forzado a defender su participación en los últimos días, en especial desde que su par Travis Kalanick, CEO de Uber, renunció al grupo de trabajo del mandatario después del edicto.

Además de las declaraciones, varios han ido más allá y se han comprometido a ofrecer asistencia y asesoramiento legal a cualquier empleado afectado por la prohibición. Lyft, por su lado, donó US$1 millón a la American Civil Liberties Union (ACLU), mientras que Google destinó US$ 4 millones a causas pro inmigrantes y Uber ofreció un fondo de US$3 millones  para la defensa legal para los conductores afectados.

En lo que hizo a Airbnb, la corporación se sumó con algo más que dinero: intentar dar un hogar temporal. “Airbnb proporciona un alojamiento gratuito a los refugiados y a toda persona que no se le permita entrar a Estados Unidos”, escribió en Twitter Brian Chesky, Presidente de Airbnb e invitó a quien lo necesite a que se ponga en contacto con él.

Además, intenta contagiar el espíritu en su comunidad y replicar su programa de desastres naturales. Éste prevé que los anfitriones de la plataforma ofrezcan voluntariamente sus viviendas para alojar a personas desplazadas. “No permitir refugiados en EEUU no está bien y debemos apoyar a aquellos afectados. Abrir las puertas nos une. Cerrar puertas nos divide más. Encontremos la forma de conectar a la gente, no de separarla”, insistió Chesky.

Reacciones más tibias
Al igual que el rubro tecnológico, el sector financiero depende de inmigrantes habilidosos. Sin embargo, el tono ha sido más moderado. Sin embargo, la gran excepción ha venido de la mano de Goldman Sachs. Esto también ha resultado inesperado, ya que varios de los antiguos ejecutivos del banco ocupan posiciones claves en la administración republicana.

"Para que podamos ser exitosos, nuestros hombres y mujeres deben reflejar la diversidad de las comunidades y culturas en las que operamos. Eso significa que debemos atraer, retener y motivar a personas de diversos orígenes y perspectivas. Ser diverso no es opcional, es lo que debemos ser", disparó Lloyd C. Blankfein, CEO de Goldman Sachs.

"Ser diverso no es opcional, es lo que debemos ser", Lloyd C. Blankfein, CEO de Goldman Sachs.

Por otro lado, el silencio ha sido abrumador en las industrias de medios y telecomunicaciones. De hecho, Comcast, Verizon, Time Warner y AT&T se encuentran entre las que simplemente respondieron: "sin comentarios".

"Creemos firmemente que nuestro país puede proteger su seguridad nacional a la vez que ser un lugar acogedor para quienes respetan nuestros valores. Muchas grandes compañías de películas, incluyendo a Sony, Paramount y Universal también se han mantenido calladas en la cuestión, algo en línea con la práctica de Hollywood. Pero 21st Century Fox, emitió una declaración apoyando a sus empleados", señaló Chris Dodd, ex Senador y Presidente de la Motion Picture Association of America.

Las excusas en torno a su no accionar son varias. Mientras que algunas tienen temor a ser atacadas por Trump, otras tienen pendientes grandes arreglos sobre escrutinios regulatorio y quieren permanecer fuera del radar. Por su parte, Time Warner quiere que se apruebe su adquisición por parte de AT&T, mientras que el CEO de Disney, Bob Iger, fue nombrado para ocupar un lugar en el foro normativo con pesos pesados de otras industrias.

También existen varios estudios de películas que pertenecen a conglomerados con divisiones de noticias. Algunas editoriales de noticias como Bloomberg News, The New York Times y Buzzfeed sí decidieron correrse de la media, pero se enfocaron en el apoyo de sus empleados alrededor del mundo.

No dejarse doblegar por el miedo
Este temor también se traslada a la industria de Retail y Consumidor debido a las potenciales consecuencias que puede desatar ir en contra de la orden oficial, como sucedió con Uber cuando 200.000 usuarios se dieron de baja en busca de su boicot. Sin embargo, Starbucks fue una de las que decidió no ceder a esto. “No nos quedaremos impasibles ni en silencio mientras la incertidumbre en torno a las acciones de la nueva administración crece con cada día que pasa”, determinó Howard Schultz, Presidente de Starbucks.

Así, se mantuvo firme a pesar de la viralización del hashtag #BoycottStarbucks en Twitter que se desató después del audaz compromiso que mostró.

“Hay más de 65 millones de ciudadanos del mundo reconocidos como refugiados por las Naciones Unidas, y estamos desarrollando planes para contratar a 10.000 de ellos durante los próximos cinco años en los 75 países alrededor del mundo donde Starbucks hace negocios. Y comenzaremos este esfuerzo aquí en Estados Unidos enfocando nuestros esfuerzos de contratación en aquellas personas que han servido con las tropas de Estados Unidos como intérpretes y personal de apoyo en los diversos países donde nuestros militares han solicitado dicho apoyo”, explicó el empresario.

Schultz también anunció que optará por construir puentes y no muros con México, país al que la cadena se expandió en 2002 y continuará su inversión allá. Asimismo reiteró su apoyo al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA creado en 2012 por Obama. El mismo asiste a los inmigrantes indocumentados a obtener licencias de conducir, inscribirse en la universidad y lograr un permiso de trabajo.

"Escucho la alarma que todos ustedes están haciendo sonar de que los derechos civiles y humanos que todos hemos dado por sentado durante tanto tiempo están bajo ataque. Y quiero usar un modo de comunicación más rápido e inmediato para involucrarme con ustedes en las cuestiones que nos incumben a todos como socios", anunció Howard Schultz, Presidente de Starbucks.

Nike, P&G, Target, Walmart y Coca Cola también mostraron abiertamente su rechazo. "No apoyamos esta prohibición de viaje ni cualquier otra legislación que sea contrario a nuestros valores y creencias centrales", expresó Muhtar Kent, CEO de Coca Cola.

Del lado de la energía y las industrias pesadas, las reacciones han sido mixtas. Mientras que Chevron se encuentra revisando la orden para entender mejor las implicaciones para sus empleados, Exxon Mobil, ConocoPhillips y Marathon son algunas de las que permanecen sin nada que decir, y General Electric es de las pocas que se hace oír. "No existiría un G.E. sin personas de todas las religiones, nacionalidades, géneros, orientaciones sexuales y razas", afirmó Jeffrey R. Immelt, CEO de General Electric.

Y en lo que hizo a las grandes automotrices, General Motors anunció que apoyaría a sus colaboradores, Fiat Chrysler eligió no dar su opinión y Ford tomó la postura más vocalizada. "El respeto hacia todas las personas es un valor central de Ford Motor Company, y estamos orgullosos de la rica diversidad de nuestra compañía acá en casa y alrededor del mundo. Es por eso que no apoyamos esta política ni cualquier otra que vaya en contra de nuestros valores como compañía", anunciaron en una declaración conjunta William Clay Ford Jr., Presidente Ejecutivo de Ford, y Mark Fields, CEO de Ford.

Últimas notas de Noticias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2019 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar