tendencias
05-01-2016

Los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de la ONU siguen en alza

Los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres de la ONU siguen en alza

En cinco años, la adhesión a estos siete ejes para promover la igualdad pasaron de 39 CEOs firmantes a más de 1.100 de todo el mundo. Entrevistamos a Ursusla Wynhoven de Pacto Global y te contamos cuáles son las 15 empresas comprometidas con esta iniciativa en Argentina.

Para crear sociedades más fuertes se vuelve fundamental aprovechar todos los recursos a nuestro alrededor y entre ellos, el capital humano es considerado el más importante.  En este sentido, empoderar a las mujeres para que participen plenamente en la vida económica, en todos sus sectores, se vuelve una tarea largamente postergada a la que hay que prestarle atención. En esta odisea, el sector privado es un socio clave, pero es necesaria la adopción de medidas específicamente dirigidas al logro de este cometido.

"Como la principal fuente de trabajos, innovación y creación de capital, las empresas tienen un rol importante para jugar en el avance del desarrollo sustentable. El empoderamiento de las mujeres tiene un efecto multiplicador y beneficia a las familias, comunidades y economías. Al invertir en las mujeres y niñas y al quitar barreras para la participación económica de las mujeres, las compañías pueden ayudar a avanzar en un rango de metas y objetivos de desarrollo sustentable, desde la salud y la educación a la seguridad alimenticia y la paz y la estabilidad", disparó Ursula Wynhoven, Jefe del área de Legales, Gobernanza y Sustentabilidad Social del Pacto Global de Naciones Unidas, en entrevista exclusiva con Tres Mandamientos. 

Los siete Principios para el Empoderamiento de las Mujeres

1. Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel.

2. Tratar a todos los hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo – respetar y defender los derechos humanos y la no discriminación.

3. Velar por la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y trabajadoras.

4. Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres.

5. Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, cadena de suministro y marketing a favor del empoderamiento de las mujeres.

6. Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias y lobby.

7. Evaluar y difundir los progresos realizados a favor de la igualdad de género.

Conscientes de que para avanzar en esta cuestión son necesarias técnicas, herramientas y habilidades generadoras de resultados, en 2010 un proceso consultivo multilateral dio a conocer los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (WEPS). Llevados adelante de la mano de ONU Mujeres y del Pacto Mundial de las Naciones Unidas tratan de ofrecer una “óptica de género” para que el mundo corporativo mida y analice sus iniciativas en curso, valores de referencia y prácticas de evaluación. Basándose en prácticas empresariales de la vida real, estos siete ejes tienen como fin ayudar a las instituciones a modificar sus políticas y programas —o a generar nuevos— para alcanzar el empoderamiento femenino.

El balance
De los 39 CEO Campeones que firmaron por primera vez la Declaración de Apoyo, la cifra hoy supera hoy los 1.100 líderes de negocios de más de 67 países y 40 sectores. "Uno de los logros más significativos de la iniciativa de los WEPS a la fecha ha sido el progreso hacia la visión de la igualdad de género como una cuestión clave de la sustentabilidad corporativa", apuntó Wynhoven.
 

Ursula Wynhoven. Global Compact."Uno de los logros más significativos de la iniciativa de los WEPS ha sido el progreso hacia la visión de la igualdad de género como una cuestión clave de la sustentabilidad corporativa". Ursula Wynhoven. Global Compact.

En este rápido crecimiento, las redes locales del Pacto Global, en colaboración con las diferentes oficinas, comités nacionales y asociados jugaron  un rol crucial. Entre los esfuerzos recientes, solo en 2015 se cuentan su lanzamiento en Georgia, una reunión de los signatarios en Brasil para discutir las buenas prácticas y los desafíos de la implementación, ceremonias de firma en Kenya y Argentina y una sesión de reporting en Japón.

Gracias a este esfuerzo conjunto, los firmantes son de todos los tamaños y formas, empezando por los 28 titanes globales, entre los que se encuentran nombres como Accenture, Unilever, Dow, Carrefour, Coca Cola, Chanel y el World Bank Group. En cuanto a las regiones, dos de las zonas más fuertes han sido Europa (más de 395 signatarios) y Asia (más de 357), pero desde la iniciativa ven un crecimiento general.

En cuanto a América Latina (más de 112), Argentina ocupa el segundo lugar con 15 suscriptores a la fecha detrás de Brasil (80), y es seguido por Chile (7), México (5), Perú (4), Ecuador (2), Costa Rica (2) y Panamá (1). El gigante carioca se encuentra a la vanguardia desde 2010, cuando once de los 39 CEO Campeones que firmaron fueron organizaciones brasileñas entre las que están Itaipu Binacional y Petrobras.

Argentina se ubica segunda en la región en cantidad de CEOs comprometidos, detrás de Brasil.

Y esta heterogeneidad no es solo regional.  Los ejes han sido apoyados por un amplio rango de industrias, incluidas aquellas tradicionalmente dominadas por hombres. "La simplicidad de los WEPS, su acercamiento holístico y su relevancia a través de los sectores de la industria ayuda a atraer compañías que se encuentran en todos los estadios de su camino hacia la igualdad de género", explicó la representante del Pacto Global.

En su rol de vocera, señaló que mientras que muchas compañías cuentan con programas relacionados a la problemática, los siete principios ayudan a elevar su perfil estratégico al mismo tiempo que promueven la integración de políticas, prácticas e iniciativas que apuntan al avance de la temática en todo el negocio. "El marco de trabajo holístico de los WEPS guía a las compañías a observar a lo largo del lugar de trabajo, el mercado y la comunidad para identificar exhaustivamente las brechas, abordar los desafíos y hallar las oportunidades para un impacto positivo", detalló la entrevistada.

La igualdad es buen negocio
A esta simplicidad la ayuda el rédito que trae consigo. El equilibrio se considera cada vez más beneficioso para la actividad económica. La creciente participación de la mujer en el mercado ha sido un importante motor del crecimiento mundial y la competitividad. "Hay un consenso extendido y creciente de que la igualdad de género tiene sentido en términos de negocio, no es solo lo correcto que hay que hacer. Esto ha ayudado con el atractivo universal de los WEPS como un marco de trabajo para que las empresas avancen en sus propias metas de igualdad de género", comentó Ursula Wynhoven, Jefe del área de Legales, Gobernanza y Sustentabilidad Social del Pacto Global de Naciones Unidas. 

En la misma línea, son cada vez más numerosos los estudios que llegan a la conclusión de que el balance en los equipos de gestión y juntas de administración es positivo desde el punto de vista financiero.
De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las empresas con una alta representación femenina –tres o más mujeres- en sus juntas en los últimos cuatro a cinco años registraron tasas de rentabilidad sobre las ventas un 84% superiores, un 60% superiores de rentabilidad sobre el capital invertido y una rentabilidad sobre sus fondos propios un 46 % superior que el resto.

A paso de tortuga
Sin embargo, la misma OIT advierte que se trata de un progreso “glacial” y consideran que a menos que se adopten medidas, lograr la paridad en la cúspide podría llevar de 100 a 200 años. Incluso las estimaciones más optimistas resultan desalentadoras. Según el Foro Económico Mundial, tras nueve años de mediciones, el mundo ha visto una mejora mínima en la equidad en ámbito laboral.

Según la OIT, a menos que se adopten medidas, lograr la paridad en la cúspide podría llevar de 100 a 200 años. 

De acuerdo con la Brecha de Género Global 2014, la diferencia en cuanto a participación y oportunidad económica es ahora del 60% en todo el mundo, un cierre a solo cuatro puntos del 56% que representaba en 2006, cuando el Foro comenzó a medirla. En base a esta trayectoria, si todas las otras condiciones continúan siendo las mismas, cerrar por completo la brecha llevará 81 años.

Es así que lograr transversalizar la igualdad de género en la sustentabilidad corporativa también permanece como uno de los grandes desafíos para la iniciativa del Pacto. "Más y más compañías están adoptando los WEPS y usan los siete principios para guiar sus acciones y un creciente número está recogiendo los datos diferenciados por géneros necesarios para medir su progreso a lo largo del negocio, informar completamente sobre el desempeño y establecer objetivos. Sin embargo, hay una gran necesidad para que más compañías sigan este ejemplo para lograr un mayor progreso en alcanzar sus propias metas y objetivos de igualdad de género", subrayó Wynhoven.

La vocera explicó que de acuerdo al análisis de base de las empresas firmantes, mientras que el 88% reportó sobre la temática en el lugar de trabajo, solo un 25% informó sobre la problemática en sus cadenas de valor. Desde la institución, esperan el aumento de esta cifra, así como de empresas que divulgan el porcentaje de mujeres dueñas de negocios en sus cadenas de suministro.

Las mujeres somos todos
Y la presión de que así lo hagan viene de todos los frentes. "Algo importante es que inversores, gobiernos, empleados, clientes, socios de negocios y otros grupos de interés crecientemente están pidiendo a las empresas que demuestren su compromiso y acción en la igualdad de género y que divulguen públicamente su progreso en el avance del empoderamiento de las mujeres. La iniciativa WEPS ayuda a las compañías a alcanzar sus metas y responder a las demandas de los stakeholders", resaltó Wynhoven.

Para ello, entre otras cosas, desde el proyecto introdujeron una iniciativa para asistir a las empresas en la integración de la igualdad de género en la práctica del reporting y emitieron una serie de "Llamados a la acción" en desafíos y temas específicos relacionados, además de proveer hechos clave, asistencia adicional y ejemplos de de buenas prácticas corporativas.

En vista de los resultados generados, diversos grupos de interés han comunicado su apoyo, reconociendo a los Principios como un importante marco de trabajo para involucrar al sector privado. "Los gobiernos alrededor del mundo también ven a los WEPS como un marco de trabajo útil para involucrar a sus comunidades de negocios en el empoderamiento de las mujeres y han hecho una serie de llamados a la acción para que los negocios hagan una mayor adopción e implementación de los WEPS", comentó la entrevistada. En junio de 2015, por ejemplo, al concluir la Cumbre 2015 del G7, los jefes de estado emitieron una Declaración manifestando su apoyo y pidiendo a las compañías a integrar los principios a sus actividades.

Algo similar sucede en relación a los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) que guiarán la agenda de desarrollo internacional para los próximos 15 años. El Objetivo 5 se enfoca en el empoderamiento de las mujeres y niñas y existen metas relacionadas a la igualdad de género se incluyen a lo largo de los otros objetivos. Wynhoven explicó que si bien los ODS se dirigen principalmente a los gobiernos, hay un fuerte reconocimiento que la colaboración y asociación del sector privado es crucial para progresar tanto a nivel global como nacional.

"Los WEPS proporcionan una plataforma lista para involucrar a los negocios a hacer su parte para avanzar en el ODS 5 y las metas relevantes en los otros objetivos. Presenta en una manera comprensiva el rol de los negocios en la igualdad de género. Así, esperamos que el momentum detrás de la iniciativa de los WEPS siga creciendo a la luz de los ODS", expresó la vocera del Pacto Global.
 

El capítulo argentino: quiénes son y cómo trabajan

Siguiendo el paso internacional, la Red Argentina del Pacto Global ha vuelto una prioridad la promoción de los “Principios de Empoderamiento de las Mujeres” en nuestro país. Fruto de esta labor, en noviembre de 2015 nueve organizaciones abultaron la lista argenta compuesta hasta ese momento por Carrefour, Central Dock Sud, Compañía de Tierras Sud Argentina, Edesur, Endesa Costanera e Hidroeléctrica El Chocón.

Así, Manpower Group, Telecom, Río Uruguay Cooperativa de Seguros Limitada, Grupo Sancor Seguros, IBM, Dow, Renault, Randstad y la Asociación Mutual de Protección Familiar se convirtieron en los integrantes más recientes, completando una nutrida lista de 15 miembros. El evento se llevó adelante en el marco de las acciones realizadas en el grupo de Trabajo “Empresas por la Igualdad” integrado por 24 organizaciones empresariales y de la sociedad civil.

Principios para el empoderamiento de las mujeres“Por parte de las empresas, existe la necesidad de nivelar la participación de las mujeres en todos los niveles de decisión. En el caso particular de la industria automotriz, debemos incorporar, por ejemplo, más mujeres en las líneas de producción. En Renault, ese es nuestro próximo gran desafío”, expresó Thierry Koskas, Presidente y Director General de Renault Argentina. Tanto a nivel mundial como particular, la empresa ya venía trabajando desde 2011 en la problemática. Ahora, tras la firma, se convirtió además en la primera automotriz en hacerlo.

También pionera en su rubro, en septiembre de 2014, Carrefour fue tanto la primera sede de su grupo como la primera cadena de retail en nuestro país en adherirse."En la Argentina, Carrefour es uno de los empleadores privados más importantes con cerca de 20.000 colaboradores, de los cuales el 46% son mujeres. A medida que se asciende en la escala jerárquica ese porcentaje va disminuyendo, es por eso que desde 2012 Carrefour desarrolla en Argentina el Programa Mujeres Líderes con el objetivo de empoderar el rol de la mujer dentro de la compañía en general y apuntado a promocionar su desarrollo en la alta dirección", expresó Candela Arias, Gerente de Sustentabilidad y RSE en Carrefour.

Como consecuencia de la firma, la compañía creó “Empresas por la Igualdad” donde los participantes se reúnen mensualmente para compartir prácticas. Con la coordinación del PNUD y la Red, se profundiza un tema por encuentro y se dan herramientas para llevar a cabo de manera adecuada las distintas propuestas.

Sancor Seguros también ha sido parte de este grupo y a comienzos de 2015 decidió presentar el resultado de este trabajo a su CEO. "El compromiso de estos principios es muy importante e implica un trabajo constante a largo plazo. La nueva agenda de desarrollo integrada por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas, coloca a la Igualdad de Género como una prioridad global, lo que significa un gran desafío pero la seguridad de estar todos siguiendo un mismo camino", puntualizó Betina Azugna, Gerente de RSE en Grupo Sancor Seguros.

Hacer, no solo decir
Con este norte, las organizaciones se plantean metas para avanzar y contagiar. "Renault ya cuenta con objetivos concretos de cantidad de mujeres en puestos clave de decisión y de incorporación de mujeres a nivel general en todas las áreas de la empresa para los próximos años. Para cumplirlos ya venimos desarrollando políticas y acciones concretas que vamos a profundizar y ampliar”, observó Ethel Zulli, Gerente de Sustentabilidad de Renault Argentina.

Las acciones de Carrefour también dieron resultados, al pasar de un 2011 sin directoras a un aumento anual progresivo dando hoy un 7% de ellas. "A través de un comité mixto compuesto por diferentes actores de la compañía se planificó una estrategia que generara un cambio cultural dentro de la empresa y que con el tiempo fue evolucionando desde la noción de “mujeres líderes” hacia el concepto de “empresa familiarmente responsable”. El punto de conexión entre el hombre y la mujer es la familia, por eso se pensaron acciones más relacionadas con el entorno familiar", detalló Arias.

Así se contemplan desde permisos para acompañar a los hijos  en eventos especiales, a la optimización de los tiempos dentro de la compañía para evitar extender el horario laboral y la reincorporación paulatina al trabajo luego de la licencia por maternidad.

Sancor Seguros tampoco se queda atrás en sus logros. Hace dos años la empresa incorporó por primera vez en 68 años una mujer en el Consejo de Administración, y en los últimos diez años los puestos ejecutivos de mujeres crecieron un 24%.
"Para nosotros el empoderamiento de la mujer como rol fundamental de las familia y  mejorar la calidad de vida de las mujeres, las familias y las comunidades, es fundamental empoderar a las mujeres para que participen plenamente en la vida económica, en todos sus sectores", comentó Azugna.


 

Últimas notas de Tendencias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2017 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar