estudios
19-06-2020
Internacional

"Establecer objetivos más ambiciosos", el desafío corporativo frente a los ODS

Así lo reveló el reciente informe del Pacto Global y DNV GL. Lanzado en la reciente cumbre Leaders Summit 2020, el documento insta a las empresas a redoblar la apuesta, si realmente quieren cumplir con las metas para el 2030.

En el marco de la reciente Leaders Summit 2020 del Pacto Mundial de las Naciones Unidas se presentó el informe UN Global Compact 20th-Anniversary Progress Report: Uniting Business in the Decade of Action.  El informe vuelca el trabajo conjunto del Pacto Global y DNV GL de evaluar el progreso realizado por los empresas miembro del Pacto y anticipar qué cambios sistémicos son necesarios para que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se cumplan en 2030.

"Con menos de 4.000 días restantes hasta el objetivo de 2030, el cambio que necesitamos ver en la Década de Acción no ocurrirá a través de mejoras y ajustes incrementales para 'lo de siempre'. Las empresas necesitan intensificar y transformar sus modelos de negocio para convertir los compromisos de políticas en acciones que pueden conducir a mejoras reales en el rendimiento. Ahora es el momento para que los CEO denuncien y se aseguren de que todas las empresas integren completamente los Diez Principios y aumenten su Ambición ODS para satisfacer las necesidades de la sociedad y el planeta", exhortó Lise Kingo, ex Directora Ejecutiva del Pacto Mundial, reemplazada por Sanda Ojiambo, de Kenia, en la Cumbre 2020.

"Ahora es el momento para que los CEO denuncien y se aseguren de que todas las empresas integren completamente los Diez Principios y aumenten su Ambición ODS para satisfacer las necesidades de la sociedad y el planeta", exhortó Lise Kingo, ex Directora Ejecutiva del Pacto Mundial, reemplazada por Sanda Ojiambo, de Kenia, en la Cumbre 2020.

El universo analizado no es mínimo: con 68 redes locales, se agrupan más de 10.000 compañías con sede en 160 países, representantes de más de 70 millones de colaboradores en todo el mundo. Guiado por sus Diez Principios, quienes se incorporan al Pacto también intentan asumir los 17 ODS y el Acuerdo Climático de París. Sin lugar a dudas se trata de actores de peso, con el potencial de liderar la mayor transformación del modelo comercial actual. El desafío pasa por trazarse targets que estén a la altura de la ambiciosa y sacrificada tarea.

Algunos de los hallazgos clave

  • El 84% toma medidas específicas para avanzar en los OSD, un 46% los incorpora en su negocio principal y solo un 37% se encuentra diseñando modelos de negocios que contribuyan a su cumplimiento.
  • Solo el 39% considera tener objetivos suficientemente ambiciosos, basados en la ciencia y/o alineados con las necesidades de la sociedad. 
  • Más del 90% ha incorporado los Diez Principios y tienen políticas y prácticas vigentes.
  • El 61% ofrece productos y servicios que contribuyen a los ODS (frente al 48% en 2019).
  • El 57% mide el impacto de sus propias operaciones relacionadas con los ODS, pero muy pocas lo extienden a los proveedores (13%), materias primas (10%) y al uso de productos (10%).
  • Solo el 35% defiende públicamente la importancia de la acción en relación con los ODS (frente al 53% en 2019).

Un gran camino recorrido, que no es suficiente
En este aspecto, la mayoría de las empresas relevadas ( 84%) toman medidas específicas para avanzar en los Objetivos. La mayoría lo hace en torno a los ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico; ODS 3: Buena salud y bienestar; ODS 12: Consumo y producción responsables; y ODS 13: Acción climática. Además, las corporaciones reconocen el potencial comercial de la Agenda 2030, con el 61% desarrollando productos y/o servicios que contribuyen a sus metas.

El siguiente paso es integrarla por completo en sus estrategias, operaciones, a través de las cadenas de suministro y en las comunicaciones. En esta línea, el 46% incorpora los ODS en su negocio principal y solo un 37% se encuentra diseñando modelos de negocios que contribuyen a los ODS.

Los investigadores remarcan que se necesitan objetivos corporativos más elevados, si realmente queremos cumplir con las metas para el 2030. De hecho, solo el 39% de las corporaciones considera tener objetivos suficientemente ambiciosos, basados en la ciencia y/o alineados con las necesidades de la sociedad. Y solo el 15% de los encuestados tiene objetivos aprobados por la Science Based Targets Initiative.

En términos generales, hay una mejora en el seguimiento de las acciones que se realizan en torno a los ODS, con el 45% actual frente a un 40% en 2019. Además, el 57% mide el impacto de sus propias operaciones, pero muy pocas lo extienden a los proveedores (13%), materias primas (10%) y al uso del producto (10%). De todas formas, solo el 31% rastrea el impacto negativo. En este sentido, los expertos destacan una brecha clave en el análisis de impactos en los Diez Principios.

Mientras el 62% de las compañías evalúan su impacto ambiental, solo un 18% realiza evaluaciones de impacto para los derechos humanos, un 25% para la lucha contra la corrupción y un 29% para los derechos laborales. Algo similar se detecta en la Agenda 2030, donde el progreso es desigual en todos los ODS, pero se ha avanzado menos en aquellos centrados en lo social, como la reducción de las desigualdades, la igualdad de género y la paz, la justicia y las instituciones sólidas.

Más del 90% de las empresas han incorporado los Diez Principios y tienen políticas y prácticas vigentes. Este marco ético universal sirve como guía para operacionalizar la responsabilidad corporativa y el 73% de las empresas declaran que respetando los Diez Principios es cómo toman medidas para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Existe un acuerdo generalizado de que la política no es suficiente. El siguiente paso es pasar de la política a la acción e integrar los Diez Principios en las estrategias y operaciones de la compañía para avanzar en los resultados de sostenibilidad y cumplir con los compromisos de la política.

" El informe concluye que The Decade of Action requiere que todas las compañías analicen en profundidad donde nos estamos quedando cortos y establezcan objetivos específicos de la industria ”, remarcó Remi Eriksen, Presidente y CEO de DNV GL.

Queda claro además que el esfuerzo individual hace tiempo quedó trunco. Para impulsar cambios radicales, la articulación, compromiso público y el diálogo con múltiples partes interesadas es fundamental. Pero la teoría siempre es difícil de traducir en la práctica: mientras que un 52% está participando en proyectos de asociación con organizaciones públicas o privadas, solo el 35% aboga públicamente por la importancia de la acción sobre los ODS, frente al 53% en 2019.

“Nuestro mundo se ha conmocionado este año pasado. Desde el clamor de los escolares que protestan por la falta de acción sobre la amenaza climática, hasta la desconcertante nueva normalidad de la pandemia y, más recientemente, los reclamos de justicia e igualdad en todo el mundo. Todos estos desarrollos nos recuerdan que los Objetivos de Desarrollo Sostenible no son solo ideales a los que aspirar, sino que son absolutamente fundamentales para crear una sociedad justa, con igualdad de oportunidades para todos en un planeta habitable. El informe concluye que la Década de Acción requiere que todas las compañías analicen en profundidad donde nos estamos quedando cortos y establezcan objetivos específicos de la industria ”, remarcó Remi Eriksen, Presidente y CEO de DNV GL.

Accedé al informe completo

 

Últimas notas de Estudios
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2020 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar