entrevistas
24-07-2019

"Hablar de diversidad e inclusión es para no hablar de acoso y discriminación"

Junto a Arturo Mercado Gurrola, Coordinador y Fundador de Nodos Consultora, repasamos algunos de los datos del estudio "SER LGBTIQ EN EL TRABAJO", aportando números a una realidad compleja.

A lo largo de la última década, nuestro país ha alcanzado importantes logros normativos en materia de diversidad sexual, desde la Ley de Matrimonio igualitario hasta la más reciente ESI. A pesar de estos avances, la igualdad legal no se condice con igualdad real: persisten prejuicios y estereotipos negativos que dificultan el ejercicio pleno de derechos de los colectivos LGBTIQ.

"Aprendí que era distinto y que ese ser distinto podía ser castigado por cualquiera. Como aprendí eso, aprendí a ocultarlo y aprendí a normalizar el ocultamiento. Hay un adiestramiento de tu comportamiento que no te permite ser quién sos. Hay comportamientos que te van a validar y te van a decir: 'ok, sé gay, pero hasta acá, pero no lo seas de acá para acá'", reflexionó Arturo Mercado Gurrola, Coordinador y Fundador de Nodos Consultora.

"Hay un adiestramiento de tu comportamiento que no te permite ser quién sos. Hay comportamientos que te van a validar y te van a decir: 'ok, sé gay, pero hasta acá, pero no lo seas de acá para acá'", reflexionó Arturo Mercado Gurrola, Coordinador y Fundador de Nodos Consultora.

Pero aunque se reconoce esta desigualdad, en Argentina no hay datos suficientes para dimensionar esta problemática. En esta línea, en el marco de los 50 años de las revueltas de Stonewall que tuvieron lugar el 28 de junio de 1969, fecha que se celebra en el mundo como el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ, la consultora Nodos decidió empezar a indagar con mayor profundidad la temática.

Hablando con números
La organización publicó un documento preliminar de su estudio "SER LGBTIQ EN EL TRABAJO - Experiencias de discriminación y acoso laboral en Argentina" que visibiliza cómo impactan la discriminación y acoso laboral en el ámbito laboral. "A las empresas hay que hablarle con números. El lenguaje de las empresas no es la historia personal, sino de cómo esto impacta", expresó Mercado, quien llevó adelante la investigación de manera conjunta a Gisela Dohm y Eduardo Otero, Asesores de Nodos que acompañaron todo el proceso.

Algunos de los hallazgos más relevantes

  • El 30% contestó que sufrió experiencias laborales vinculadas con acoso y discriminación.
  • Casi la mitad sostiene que ha sufrido comentarios negativos y bromas vinculadas con su orientación sexual e identidad de género.
  • El 25% ha percibido un trato desigual respecto a su carrera, beneficios o salarios,
  • El 7% fue despedido de su trabajo.
  • Alrededor del 20% sufrió violencia (física o verbal).

"En otros países estos datos darían más altos, y en Argentina mucho por suerte no, pero no importa. Aunque fuera el 2%, eso ya es un montón: te dice que hay personas que la pasaron mal, que sufrieron, que les dijeron que estaba mal ser como son. La cultura les volvió a enviar un mensaje de' te equivocaste'", apuntó Mercado.

Entonces, ¿cómo se vive en el desarrollo laboral de salir del closet o visibilizar la orientación sexual y/o identidad de género?  Por empezar, el mundo del trabajo no ha sido indiferente hacia el desarrollo normativo local. "Hay compañías que siempre fueron punta de lanza y lo siguen siendo", recordó el entrevistado. No obstante, la mayor parte todavía no ha desarrollado un mayor compromiso. "Las empresas ya tienen más claro el 'sí' y el 'no'. Eso no quiere decir que no haya muchas empresas que sigan haciendo los 'no'", alertó el experto.

En esta línea, el 12% de los encuestados afirmó que salir del clóset le perjudicó laboralmente, y que el 20% no se visibilizó por miedo a represalias. "Parece que hablar de diversidad e inclusión es para no hablar de acoso y discriminación. Se eligen las palabras políticamente correctas para no hablar de lo que le pasa a las poblaciones y es una realidad con todas las empresas", disparó el fundador de Nodos.

"Parece que hablar de diversidad e inclusión es para no hablar de acoso y discriminación. Se eligen las palabras políticamente correctas para no hablar de lo que le pasa a las poblaciones y es una realidad con todas las empresas", disparó el fundador de Nodos.

Y lo que le pasa a las personas LGBTIQ es que persiste la discriminación hacia ellas en el espacio de trabajo. "La población más afectada sigue siendo la población trans y es el colectivo que siempre evitan o evaden sobre todo para el tema de inclusión", destacó el entrevistado. De menor a mayor grado, el acoso hacia trans, lesbianas, gays y bisexuales se ve en formatos que van de 'chistes' y 'bromas', hasta violencia física y verbal.

Conscientes de esto, contar con datos nos permite reconocer la situación de estos grupos y llevar ese entendimiento a la acción de diversas formas, como programas internos que busquen eliminar el acoso y la discriminación y promover ámbitos diversos e inclusivos. "Si una persona sufre acoso o discriminación, no va a estar dentro de tu empresa o te va a rendir mucho menos", sintetizó el entrevistado.

Últimas notas de Entrevistas
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2019 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar