estudios
01-07-2019
Internacional

Gran parte de la carne que comeremos en 2040 no provendrá de animales sacrificados

Gran parte de la carne que comeremos en 2040 no provendrá de animales sacrificados

Un reciente informe de AT Kearney estima que el 35% se cultivará y el 25% estará compuesto por alternativas de origen vegetal. El documento destaca la mayor eficiencia de estas opciones frente a la carne convencional.

La mayoría de la carne que comamos en 2040 no provendrá de animales sacrificados. Así lo predice AT Kearney en How Will Cultured Meat and Meat Alternatives Disrupt the Agricultural and Food Industry?. El reciente informe señala que el 60% se cultivará en cubas o se reemplazará por productos de origen vegetal.

Basado en entrevistas con expertos, el análisis destaca los fuertes impactos ambientales de la producción de carne convencional y las preocupaciones que las personas tienen sobre el bienestar de los animales en la agricultura industrial.

“El cambio hacia los estilos de vida flexitarianos, vegetarianos y veganos es innegable, ya que muchos consumidores reducen su consumo de carne como resultado de volverse más conscientes del medio ambiente y el bienestar animal ", expresó Carsten Gerhardt, Socio de AT Kearney.

“El cambio hacia los estilos de vida flexitarianos, vegetarianos y veganos es innegable, ya que muchos consumidores reducen su consumo de carne como resultado de volverse más conscientes del medio ambiente y el bienestar animal ", expresó Carsten Gerhardt, Socio de AT Kearney.

Con las ventajas de los nuevos sustitutos, es solo una cuestión de tiempo antes de que capturen una cuota de mercado sustancial. Y es que la industria cárnica convencional cría miles de millones de animales y recauda más de USD 1.000 millones al año.

Sin embargo, sus enormes impactos ambientales cada vez están más en agenda, desde las emisiones que provocan la crisis climática hasta los hábitats silvestres destruidos por las tierras de cultivo y la contaminación de los ríos y océanos.

"Para los comedores de carne apasionados, el aumento previsto de los productos cárnicos cultivados significa que aún pueden disfrutar de la misma dieta que siempre tienen, pero sin el mismo costo ambiental y animal que conlleva", explicó Gerhardt.

"Para los comedores de carne apasionados, el aumento previsto de los productos cárnicos cultivados significa que aún pueden disfrutar de la misma dieta que siempre tienen, pero sin el mismo costo ambiental y animal que conlleva", explicó Gerhardt.

Y los beneficios también son nutricionales. Casi la mitad de los cultivos del mundo se destina como alimento de ganado, pero solo el 15% de las calorías de las plantas terminan siendo consumidas por los humanos como carne. Frente a esto, los reemplazos evaluados retienen alrededor de tres cuartos de sus calorías de entrada. Así, desde bifes hasta mariscos, está surgiendo una gama completa de opciones con tecnologías cárnicas basadas en plantas y células.

En paralelo, el documento apunta que el cambio hacia patrones de consumo de proteínas más sostenibles ya está en marcha, impulsado por los consumidores, los inversores y los empresarios, e incluso atrae a las compañías cárnicas más grandes del mundo.

Leé el informe completo

Últimas notas de Estudios
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2019 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar