tendencias
27-03-2019

La huella corporativa dejó su marca en la limpieza de playas

La huella corporativa dejó su marca en la limpieza de playas

Este verano, la costa argentina vivió una temporada récord de clean-ups corporativos. Fundación Renault, Corona y Head & Shoulders son algunas de las protagonistas que hicieron su aporte, cada una con su impronta.

A pesar de la criticidad que tienen los océanos para el desarrollo de la vida, la contaminación marina alcanzó niveles alarmantes. Y si las tasas actuales de producción, consumo y disposición lineal que rigen el mercado mundial continúan, en 2050 habrá más plástico que peces en el mar. 

¿Y cómo está parada Argentina entre sus pares internacionales? En una posición poco favorable: ocupa el puesto 28 de contaminación marina de un total de 192 países. Así, en plena sintonía con la tendencia global, acá también se perpetúa como una de las problemáticas menos abordadas. 

La amenaza plástica en números

  • El 90,5% de los plásticos fabricados nunca se recicló.
  • Por cada km2 de océano hay 13.000 trozos de desechos plásticos.
  • En el año 2000 se fabricó más de la mitad del plástico total que se produjo en los últimos 50 años.
  • De 1950 a 2015 generamos 6.300 millones de toneladas de basura plástica. De esas, casi 5.000 millones de toneladas aún están en el ambiente.

"Creo que nos falta darnos cuenta de que somos tripulantes de esta nave llamada Tierra. No estamos separados, somos todos uno. Estamos viendo qué beneficio económico tuvo nuestra empresa, hasta dónde llegué, cuánto es el PBI de un país, ¿y el planeta?", disparó Gastón Caminata, Presidente de Big Human Wave.

"Creo que nos falta darnos cuenta de que somos tripulantes de esta nave llamada Tierra. No estamos separados, somos todos uno. Estamos viendo qué beneficio económico tuvo nuestra empresa, hasta dónde llegué, cuánto es el PBI de un país, ¿y el planeta?", disparó Gastón Caminata, Presidente de Big Human Wave, la ONG que estuvo detrás del fin de los sorbetes en Pinamar y socia activa en otras cruzadas ambientales.

Las empresas se zambullen
Frente a su urgencia, son varias las empresas que buscan una manera de involucrarse. En esta movida, las limpiezas de playas son la punta de lanza más elegida. En lo que fue una temporada récord en iniciativas de este tipo en el plano local, indagamos sobre las experiencias de Corona, Fundación Renault y P&G para ver qué los motivó a esta apuesta veraniega, los grandes desafíos que planteó y cómo se las arreglaron para que fuera más que una acción bonita.

¿Qué pasa con la costa argenta?

En un intento por identificar los residuos que afectan nuestras playas y buscar soluciones para revertir la problemática, Fundación Vida Silvestre Argentina realizó un nuevo Censo de Basura Costero Marina. Los datos de esta tercera edición anual revelaron:

  • El 36% de la superficie de nuestro país es mar
  • El argentino consume 42kg de plástico por año
  • Solo se recicla un 25% del plástico que se produce
  • De los 46.673 residuos no orgánicos encontrados, el 82% correspondió a plásticos. Casi la mitad de todo ese material es de un solo uso o tiene una vida útil menor a los tres años.

"¿Cuánto podemos mejorar esos números? Seguramente se puedan mejorar, pero la clave está en reducir el consumo: ¿cuánto consumimos de más, cuánto tenemos en esta cultura de consumo, de comprar por comodidad y tirar?", expresó Fernando Miñarro, Director de Conservación y Desarrollo Sustentable de Vida Silvestre.

"El objetivo 14 de los ODS de la ONU destaca el rol fundamental de los océanos en la vida humana, y nuestra campaña con Corona buscó contribuir con la reducción y prevención de la contaminación marina y fortalecer la resilencia de los océanos, tan importantes para todos ya que son los que permiten que la Tierra sea habitable para la humanidad", destacó Vanesa Vazquez, Jefa de Sustentabilidad de Cervecería y Maltería Quilmes.

"Nuestra campaña con Corona buscó contribuir con la reducción y prevención de la contaminación marina y fortalecer la resilencia de los océanos, tan importantes para todos ya que son los que permiten que la Tierra sea habitable para la humanidad", destacó Vanesa Vazquez, Jefa de Sustentabilidad de Cervecería y Maltería Quilmes.

A través de su plataforma participativa "El plástico no pertenece al océano", la marca del Grupo Quilmes propuso tres instancias: generar conciencia, habilitar la acción y disfrutar los logros. Con este espíritu, de la mano de Fundación Vida Silvestre realizaron clean-ups en distintas localidades de la Costa Atlántica, GBA, Rosario y Corrientes. A la Ciudad de Buenos Aires también le llegó su hora, con una intervención que tuvo gran repercusión en las redes. Se colocó un estanque en la estación Retiro para representar una porción del océano. Día a día se fue llenando de basura para dar cuenta de la situación crítica que vive el océano y concientizar que nos afecta a todos.

Desde el inicio queda claro que aunque hablamos de limpiar, cada empresa buscó la forma de darle su impronta. En ocasiones, la diferencia radicó en el know how o en el propio core del negocio. Así fue el caso para la Fundación Groupe Renault que de noviembre a diciembre llevó Ocean 0km junto a la organización Mamaland Bioplásticos. El twist de la campaña que contó con la participación de distintas organizaciones del sector privado y público, como la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible, ONU Ambiente y la Cámara de Turismo, tuvo que ver con una embajadora muy especial: la Kangoo ZE, el utilitario eléctrico de Renault lanzado al mercado argentino el año pasado.

"Era una campaña que se preocupaba por lo que era el cuidado de los océanos promoviendo un camino de actitud y siempre con el espíritu de brindarle herramientas a la gente para que no solo tome conciencia, sino que se empodere y tome una actitud proactiva en el cuidado del ambiente y de los océanos", subrayó Clara Goyret, Coordinadora de Fundación Renault. 

El vehículo recorrió nada menos que 24 ciudades costeras, siendo el gran soporte de la campaña que trabajó en tres ejes: mesas de trabajo, talleres de buenas prácticas y el  muestreo de más de 650 kg de material recolectado. "Era una campaña que se preocupaba por lo que era el cuidado de los océanos promoviendo un camino de actitud y siempre con el espíritu de brindarle herramientas a la gente para que no solo tome conciencia, sino que se empodere y tome una actitud proactiva en el cuidado del ambiente y de los océanos", subrayó Clara Goyret, Coordinadora de Fundación Renault. 

Una pequeña gran ola para derribar el statu quo

Pinamar viene siendo la escena de un revuelo que llega a otras costas. La localidad se convirtió en la primera del país libre de sorbetes y vasos plásticos descartables de un solo uso. La medida que terminó en ordenanza fue impulsada por Big Human Wave. Y en un efecto domino, siguieron el ejemplo Villa Gesell, Mar Chiquita y Monte Hermoso.

A pesar de este gran logro, la organización recién empieza. En la lista negra de los plásticos y los sorbetes sumaron la carne de vaca y el cigarrillo.

Y en el caso de las colillas, son otro de los residuos más encontrados en el océano: cada año se desechan más de 4,5 trillones en el mundo. Si una sola colilla contamina entre 8 y 10 litros de agua de mar y hasta 50 litros de agua dulce, el resto está dicho. "Se puede decir que son traidores a la patria los que fuman", desafió Gabriel Caminate, Presidente de Big Human Wave.

Consciente de que cualquiera de estas peleas implica un cambio cultural enorme, Caminata busca ayudar en la concientización con su libro La mejor inversión es en el ambiente.

Y para Procter & Gamble, fue su compromiso con la economía circular la que le dio un original giro a las masivas jornadas de limpieza que organizó por 

Latinoamérica y la llevó a recolectar unos 22.000 Kg —no de basura, sino de materia prima para su propia cadena—. "A través de la marca Head & Shoulders, decidimos buscar una solución a esta problemática: lanzamos la primera botella reciclable de shampoo fabricada con plástico recolectado de playas", comentó Cecilia Bauzá, Directora Asociada de Ciudadanía Corporativa para América Latina de P&G. Junto a TerraCycle transformaron este material reciclado en un plástico de alta calidad, que compuso hasta un 20% de los nuevos envases, excluyendo la tapa.

"A través de la marca Head & Shoulders, decidimos buscar una solución a esta problemática: lanzamos la primera botella reciclable de shampoo fabricada con plástico recolectado de playas", comentó Cecilia Bauzá, Directora Asociada de Ciudadanía Corporativa de P&G. 

Para conmemorar este lanzamiento y proteger las costas argentinas, junto a Fundación Vida Silvestre, la empresa realizó varios clean-ups. Solo en los dos primeros, uno en la localidad de Mar de Cobo  y otro en el corredor San Miguel, se recolectaron más de 350 kg de residuos de forma manual. Y con la ayuda de una barredora se recolectaron 18 toneladas adicionales.

Que no se corte la onda del verano
Al poner la lupa sobre estas acciones, para que superaran lo anecdótico, encontraron una manera  de inscribirse en algo más grande. La movida de la Fundación Renault, por ejemplo, se enmarcó en la Estrategia de sustentabilidad Mobilize, bajo el pilar estratégico Movilidad sostenible, que engloba las acciones de Seguridad vial y Medio ambiente.

"La comunidad es la que legitima nuestras operaciones. La sustentabilidad no es una meta, sino una forma de sostener el negocio. Tenemos la obligación y responsabilidad de impactar en los tres aspectos", remarcó Goyret. Así, ven a la Kangoo ZE como la síntesis de esa consigna: frente a la combustión de los autos llega a través de las lluvias a los océanos, la movilidad eléctrica viene para evitar este fenómeno y a generar un ahorro económico al usuario.

"La comunidad es la que legitima nuestras operaciones. La sustentabilidad no es una meta, sino una forma de sostener el negocio. Tenemos la obligación y responsabilidad de impactar en los tres aspectos", remarcó Goyret.

El llamado de Corona forma parte de su plataforma 100+ Sustentabilidad, mediante la que busca cumplir su sueño de Unir a la Gente Por un Mundo Mejor. Para hacer posible la ambiciosa meta de proteger 100 islas al 2020 que forma parte de ese sueño, la corporación firmó una alianza con Parley for the Oceans. El tour los lleva por seis regiones, en las costas de México, las Islas Maldivas, Australia, Chile, Italia y República Dominicana.

El postergado ODS 14

Más allá del camino recorrido hasta ahora y de las promesas que surgen, se trata del ODS menos considerado y abordado. En nuestro país, la situación. Así lo corroboró la segunda edición del estudio "Empresas y Objetivos de Desarrollo Sostenible: Una Agenda Compartida" que lanzamos desde Tres Mandamientos junto a Rigou Consultores en vísperas del tercer aniversario del lanzamiento de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

La encuesta realizada entre 153 compañías, refleja el rol y la contribución de las empresas argentinas a los ODS.  En lo referente al ODS 14, se trató del Objetivo menos trabajado por las compañías en todos los grupos de interés: de las 145 empresas que contestaron esta pregunta, lo aborda solo el 14%.

Se trata de un dato preocupante teniendo en cuenta las condiciones topográficas de Argentina, pero que en parte refleja la percepción y la importancia que se le da a la problemática. En esta línea, a la hora de indagar qué ODS consideraba más importante para Argentina y para el sector corporativo, solo un 1% de las encuestadas mencionó Vida submarina y un 2% lo consideró para su propia empresa.

"Estamos convencidos de que las compañías tienen que ser conscientes del impacto de su negocio. Las empresas hoy deben convertirse en agentes que mejoren la sociedad, el ambiente y su alrededor, y en ese sentido es que Corona puso el foco en los mares y océanos, que son realmente esenciales para la vida en el planeta", afirmó Vazquez.

"Estamos convencidos de que las compañías tienen que ser conscientes del impacto de su negocio. Las empresas hoy deben convertirse en agentes que mejoren la sociedad, el ambiente y su alrededor, y en ese sentido es que Corona puso el foco en los mares y océanos, que son realmente esenciales para la vida en el planeta", afirmó Vazquez.

También para Head & Shoulders forma parte de una serie de targets que P&G se trazó. En particular, el Objetivo de que el 100% de los empaques de todas sus marcas sean reusables o reciclables para el 2030 y encontrar soluciones para que ninguno termine los mares. “No solo esperamos ayudar a reducir residuos de plástico en los océanos, sino también queremos inspirar al consumidor a que recicle, dándole una segunda vida al plástico”, apuntó Bauzá.

El gigante corporativo ha elevado la vara para todos en este intento, al integrar la New Plastics Economy, una iniciativa de más de 250 líderes de toda la cadena de valor de plástico que promete erradicar el desperdicio y la contaminación por plásticos desde la raíz, o Loop, el sistema de TerraCycle que une el viejo modelo lechero con el siglo XXI.

“No solo esperamos ayudar a reducir residuos de plástico en los océanos, sino también queremos inspirar al consumidor a que recicle, dándole una segunda vida al plástico”, apuntó Bauzá.

Pareciera que la evolución de este camino significa subirse de lleno a la dialéctica de la economía circular. Limpiar nuestras playas y océanos es vital, pero no impide que la marea de plásticos entre en ellos todos los años y necesitamos movernos hacia el origen del problema. "Cuando sacamos una colilla o un pedazo de plástico, el océano respira. Ojalá más empresas y más personas se sientan inspiradas", alentó Caminata.

Últimas notas de Tendencias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2019 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar