noticias
16-01-2019

Argentina asume la vicepresidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Argentina asume la vicepresidencia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El actual embajador argentino en la ONU, Carlos Foradori, ocupará el puesto de la vicepresidencia de América Latina y el Caribe junto a las otras tres vicepresidencias regionales para el período 2019/2021.

Los 47 países miembro del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas aprobaron la candidatura de Argentina a la Vicepresidencia de la región de América Latina y el Caribe junto a las otras tres vicepresidencias regionales

El actual embajador argentino ante las Naciones Unidas en Ginebra, Carlos Foradori, representará a nuestro país en la Mesa del Consejo para el período 2019/2021.

“Una gran noticia que representa un reconocimiento y un fuerte impulso a la política de derechos humanos que lleva adelante nuestro país, y al rumbo que expresó el presidente Mauricio Macri”, celebró por Twitter Claudio Avruj, Secretario de Derechos Humanos de la Nación.
Así, el cargo se extenderá por los próximos tres años y no podrá ser reelegible inmediatamente después de dos mandatos consecutivos, según la normativa de la ONU.

Creado por la Asamblea General en 2006 para reemplazar y dar continuidad al trabajo de la Comisión de Derechos Humanos, el CDH es el principal órgano de las Naciones Unidas en la promoción y protección de los derechos fundamentales.

Entre sus tareas, se cuentan orientar a los Estados miembro sobre políticas en la materia, evaluar su situación en cualquier parte del mundo, examinar problemáticas que surjan, elaborar nuevas normas internacionales y velar por su cumplimiento.

Compromisos de la Argentina para su mandato
Esperando contar con un amplio apoyo de los Estados Miembros, al momento de presentarse como candidato del CDH, nuestro país se comprometió a:

En el ámbito universal:

  • Fortalecer la promoción y protección de todos los derechos humanos, tanto civiles y políticos como económicos, sociales y culturales, de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia e indivisibilidad.
  • Fortalecer los vínculos con organismos especializados y universales en género para que contribuyan al empoderamiento de las mujeres y a la prevención y erradicación de la violencia de género.
  • Promover el multilateralismo como herramienta eficaz para la defensa de los derechos humanos, presentando y co-patrocinando resoluciones en la Asamblea General y en el CDH, que contribuyan a elevar los estándares internacionales de protección de los derechos humanos.
  • Trabajar en diálogo interactivo con todas las organizaciones de la sociedad civil, desarrollando nuevos espacios que permitan incrementar sus mecanismos de participación en el CDH y reconociendo su rol como promotoras de los derechos humanos.
  • Fortalecer la capacidad del CDH para actuar de forma efectiva frente a situaciones urgentes de graves violaciones a los derechos humanos y de los mandatos de países.
  • Ratificar el compromiso adquirido para desalentar, mediante las consultas diplomáticas, prácticas tales como la "moción de no acción” sobre un determinado proyecto de resolución. Es necesario que en un espíritu de diálogo y cooperación, los miembros del Consejo estén dispuestos a considerar todos los temas que hacen a la promoción y protección de los derechos humanos, con la debida observancia de la Resolución 60/251 de la Asamblea General.
  • Apoyar el fortalecimiento e independencia de los procedimientos especiales, garantizando la plena libertad para los titulares de los mandatos. Los procedimientos especiales deben considerar con equilibrio la vigencia de todos los derechos humanos, tanto los económicos, sociales y culturales, como los derechos civiles y políticos, incluido el derecho al desarrollo.
  • Continuar apoyando la labor del Alto Comisionado y sus mecanismos, procurando incrementar su participación en las tareas del CDH.
  • Participar constructivamente para dotar al Examen Periódico Universal de una mayor capacidad transformadora, asegurando cooperación técnica para todos los Estados que la requieran. Al momento de formular sus recomendaciones, este Examen deberá tener en cuenta entre sus consideraciones los diferentes niveles de desarrollo de los países evaluados, y la perspectiva de género.
  • Incluir aspectos relacionados con la lucha contra la discriminación en todas sus formas y la violencia de género en sus recomendaciones en el marco del Examen Periódico Universal.
  • Continuar los esfuerzos para lograr la plena vigencia y observancia de la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas por parte de todos los Estados.

En el ámbito regional:

  • Continuar impulsando el diálogo y la cooperación entre los Estados de la región a fin de que contribuya al fortalecimiento de los derechos humanos y aporte una visión constructiva y consensuada en el CDH.
  • Cooperar para el fortalecimiento de la democracia en la región, garantizando la plena vigencia de los derechos humanos.
  • Continuar participando activamente en el Grupo de Trabajo (GT) sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores creado en el ámbito de la OEA, cuya labor se centra en la protección de las personas adultas mayores.
  • Continuar trabajando activamente en el Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad (CEDDIS) de la OEA.
  • Promover la adopción de Planes Nacionales de Acción para la Implementación de la Res. 1325/2000 del Consejo de Seguridad de NN UU, en materia de Mujer, Paz y Seguridad a los efectos de consolidar sociedades más justas, inclusivas y pacíficas.

En el ámbito nacional:

  • Proseguir implementando en el ámbito interno y de manera integral, las obligaciones asumidas por la Argentina a través de los instrumentos internacionales sobre derechos humanos.
  • Continuar y profundizar la promoción y protección de los derechos humanos a nivel nacional como Política de Estado, basada en la plena convicción de que constituyen derechos inherentes a toda persona humana.
  • Implementar íntegramente los cinco ejes del Plan Nacional de Derechos Humanos 2017 -2020.
  • Implementar de manera transversal la perspectiva de género en las políticas públicas en los distintos ámbitos de la Administración nacional, provincial y municipal.
  • Cooperar con la oficina de ONU Mujeres en Argentina para la implementación del “Programa País por la Igualdad”.
  • Trabajar conjuntamente con la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales para promover políticas públicas que garanticen el respeto de los derechos humanos.
  • Adoptar una perspectiva de género en el seguimiento del Examen Periódico Universal.
Últimas notas de Noticias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2019 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar