estudios
12-10-2018
Internacional

1,5 °C es el límite para evitar la catástrofe climática

1,5 °C es el límite para evitar la catástrofe climática

Así lo alertó el IPCC en su informe Global Warming of 1.5 °C. Para lograrlo, requiere de una acción urgente a una escala y velocidad sin precedentes, con sinergias de mitigación y adaptación que se maximizan, mientras las compensaciones se minimizan.

Cientos de millones de personas en la pobreza, cientos de millones de muertes, unas diez millones más expuestas a inundaciones, la extinción total de los arrecifes, cada vez menos zonas aptas para el cultivo, temperaturas extremas, sequías y desastres naturales en ascenso...

Una diferencia de solo medio grado de temperatura en nuestro planeta tendría consecuencias devastadoras para los sistemas naturales y humanos. Y nuevamente, un grupo de expertos intenta que todos entendamos la urgencia de limitar este aumento global a un máximo de 1,5 °C en lugar de 2 °C. Pero para lograrlo, se necesitarían cambios de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad.

Una base científica para avanzar
Así lo advirtió en su reciente informe Global Warming of 1.5 °C el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC). Conocido como IEsp15, el documento será una contribución científica fundamental en la 24° Cumbre del Clima de la Conferencia de las Partes (COP24) del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) que se celebrará en diciembre en Katowice, Polonia.

En ese contexto, inspirará el Diálogo Talanoa que hará un balance de los esfuerzos colectivos de las Partes, determinará el avance en el logro del objetivo a largo plazo del Acuerdo de París y orientará la preparación de las contribuciones determinadas a nivel nacional.

Una suma de voluntades

  • 91 autores de 40 países
  • 14 autores principales coordinadores
  • 60 autores principales
  • 17 editores-revisores
  • 133 autores contribuyentes
  • Más de 6.000 referencias citadas
  • Un total de 42.001 observaciones de revisión de expertos y gobiernos (versión uno 12.895; versión dos 25.476; versión final para los gobiernos: 3.630)

"Con más de 6.000 referencias citadas y la contribución abnegada de miles de examinadores expertos y gubernamentales de todo el mundo, este importante informe da testimonio de la amplitud y la pertinencia normativa del IPCC", expresó Hoesung Lee, Presidente del IPCC.

"Este importante informe da testimonio de la amplitud y la pertinencia normativa del IPCC", expresó Hoesung Lee, Presidente del IPCC.

El nombre completo del texto es Calentamiento global de 1,5 °C - Informe especial del IPCC sobre los impactos del calentamiento global de 1,5 ºC con respecto a los niveles preindustriales y las trayectorias correspondientes que deberían seguir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, en el contexto del reforzamiento de la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático, el desarrollo sostenible y los esfuerzos por erradicar la pobreza.

Y es el fruto del trabajo conjunto de nada menos que 91 autores y editores-revisores de 40 países en respuesta a una invitación hecha por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) cuando se aprobó el Acuerdo de París en 2015. Tras aceptar este desafío en abril de 2016, el organismo se puso de lleno a la tarea.

Se preparó bajo la dirección científica de los tres Grupos de trabajo del IPCC. El Grupo de trabajo I evalúa las bases físicas del cambio climático; el Grupo de trabajo II aborda los impactos, la adaptación y la vulnerabilidad; y el Grupo de trabajo III se ocupa de la mitigación del cambio climático.

"A los científicos probablemente les hubiera gustado escribir en letras mayúsculas 'Actúen ya, idiotas', pero necesitaban decirlo con hechos y números", disparó Kaisa Kosonen, Consejera Política de Greenpeace, quien estuvo de observadora en las negociaciones que precedieron a la publicación del reporte.

"A los científicos probablemente les hubiera gustado escribir en letras mayúsculas 'Actúen ya, idiotas', pero necesitaban decirlo con hechos y números", disparó Kaisa Kosonen, Consejera Política de Greenpeace.

1,5 °C versus 2 °C
¿Qué dicen estos hechos? En principio, dejan algo en claro: 1, 5°C no es ideal. Los riesgos relacionados son más altos para este umbral que en la actualidad. Sin embargo, sí son más bajos que a 2 °C. Estos peligros dependen de la magnitud y la tasa de calentamiento, la ubicación geográfica, los niveles de desarrollo y vulnerabilidad, y de las opciones e implementación de las opciones de adaptación y mitigación.

Además, la limitación a 1,5°C igualmente tendría beneficios claros para las personas y los ecosistemas y podría ir acompañada del afianzamiento de una sociedad más sostenible y equitativa.

¿Pero es posible? Se estima que las actividades humanas causaron aproximadamente 1.0 ° C de calentamiento global por encima de los niveles preindustriales. Y de seguir al ritmo actual, es probable que alcance los 1.5 ° C entre 2030 y 2052.

"Uno de los mensajes fundamentales arrojado de forma contundente por el informe es que ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de 1 °C, con condiciones meteorológicas más extremas, crecientes niveles del mar y un menguante hielo marino en el Ártico, entre otros cambios", remarcó Panmao Zhai, Copresidente del Grupo de trabajo I del IPCC.

"Uno de los mensajes fundamentales arrojado de forma contundente por el informe es que ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de 1 °C", remarcó Panmao Zhai, Copresidente del Grupo de trabajo I del IPCC.

Los modelos climáticos proyectan sólidas diferencias en las características climáticas regionales entre los diferentes escenarios: el calentamiento global actual y el de 1,5 °C; y entre 1.5 °C y 2 °C. Estas diferencias incluyen aumentos en la temperatura media en la mayoría de las regiones terrestres y oceánicas, extremos cálidos en la mayoría de los lugares habitadas, fuertes precipitaciones en varias partes del globo y probabilidad de déficit por sequía y precipitación en algunas zonas.

Por otra parte, la limitación del calentamiento global también daría más margen a las personas y los ecosistemas para adaptarse y permanecer por debajo de unos umbrales de riesgo pertinentes. Claro que la cantidad y disponibilidad de opciones de adaptación varían según la región.

Los caminos a seguir
En el informe también se examinan las trayectorias disponibles para limitar el calentamiento a 1,5 °C, qué se necesitaría para seguirlas y cuáles podrían ser las consecuencias. Para alcanzar la meta, se necesitarían transiciones rápidas y de gran alcance en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades.

En este sentido, las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano tendrían que disminuir un 45% en 2030 en relación a los niveles de 2010. Este descenso debería continuar hasta alcanzar el "cero neto" aproximadamente en 2050 ¿Qué significa esto? Se necesitaría compensar cualquier emisión remanente por medio de remover CO2 de la atmósfera.

Pero si permitimos que la temperatura global supere o  los 1,5 °C, dependeríamos todavía más en técnicas que absorbieran CO2 de la atmósfera para volver a un calentamiento inferior en 2100. El problema es que la efectividad de esas técnicas no está probada a gran escala y algunas de ellas pueden conllevar importantes riesgos para el desarrollo sostenible.

"La buena noticia es que algunos tipos de medidas que se necesitarían para limitar el calentamiento global a 1,5 °C ya se están llevando a cabo en todo el mundo, pero sería necesario acelerarlas", afirmó Valerie Masson-Delmotte, Copresidenta del Grupo de trabajo I.

"La buena noticia es que algunos tipos de medidas que se necesitarían para limitar el calentamiento global a 1,5 °C ya se están llevando a cabo en todo el mundo, pero sería necesario acelerarlas", afirmó Valerie Masson-Delmotte, Copresidenta del Grupo de trabajo I.

Con esto en mente, los expertos señalan que las opciones de adaptación específicas a los contextos nacionales, si se seleccionan cuidadosamente junto con las condiciones habilitantes, tendrán beneficios para el desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza con un calentamiento global de 1,5 °C.

Una meta compartida
Además, las opciones de mitigación consistentes con este umbral están asociadas con múltiples sinergias y compensaciones a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). De todos modos, el efecto neto dependerá del ritmo y la magnitud de los cambios, la composición de la cartera de mitigación y la gestión de la transición.

Así, limitar los riesgos implica transiciones a sistemas sostenibles que pueden ser habilitados por un aumento de las inversiones en adaptación y mitigación, instrumentos de políticas, la aceleración de la innovación tecnológica y los cambios de comportamiento.

Y el llamado es para todos: el fortalecimiento de las capacidades para la acción climática de las autoridades nacionales y subnacionales, la sociedad civil, el sector privado, los pueblos indígenas y las comunidades locales puede apoyar la implementación de acciones ambiciosas.

La cooperación internacional puede proporcionar un entorno propicio para que esto se logre en todos los países y para todas las personas, en el contexto del desarrollo sostenible. La cooperación internacional es un habilitador crítico para los países en desarrollo y las regiones vulnerables.

"Las decisiones que tomemos hoy son decisivas para garantizar un mundo seguro y sostenible para todos, tanto ahora como en el futuro. Este informe proporciona a los responsables de las políticas y los profesionales la información que necesitan para adoptar decisiones dirigidas a afrontar el cambio climático teniendo en cuenta el contexto local y las necesidades de las personas. Los próximos años son probablemente los más importantes de nuestra historia", exhortó Debra Roberts, Copresidenta del Grupo de trabajo II del IPCC.

"Las decisiones que tomemos hoy son decisivas para garantizar un mundo seguro y sostenible para todos, tanto ahora como en el futuro", exhortó Debra Roberts, Copresidenta del Grupo de trabajo II del IPCC.

Leé el informe completo acá

Últimas notas de Estudios
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2018 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar