noticias
30-05-2018
Internacional

La gran base de la economía circular

La gran base de la economía circular

El Circular Economy Club (CEC) presenta una plataforma con más de 3.000 iniciativas circulares a nivel mundial. Buenos Aires fue una de las urbes que dio el presente en este ejercicio pionero.

El Circular Economy Club (CEC) lanzó la mayor base de datos de código abierto sobre iniciativas relacionadas con la economía circular en el mundo. La plataforma es fruto del trabajo colaborativo de 2.100 personas en 65 ciudades durante la Semana del Mapeo de la #EconomíaCircular.

La iniciativa incluyó talleres coordinados por organizadores del CEC en más de 40 países del 5 al 11 de febrero de 2018. De esta forma, se documentó a más de 3.000 iniciativas circulares a nivel global en lo que fue un ejercicio pionero de este tipo en el sector. Ahora esta información está disponible en línea y es de acceso libre y gratuito.

Resultados clave

  • El 62% de los proyectos tiene su sede en Europa. El resto proviene de América del Norte (12%); América Latina (11%); Asia (10%) y África (6%).
  • El 25% de las iniciativas citadas implicaban el uso de los desechos como recurso, por ejemplo, en reciclaje, compost o energía a partir de residuos. Se trató de la estrategia más informada.
  • El 71% de las iniciativas están asociadas con el sector privado, mientras que la menor cantidad de iniciativas (5%) representa instituciones educativas.

"Si pretendemos avanzar hacia una economía circular, primero debemos comprender lo que ya se está haciendo. Es imperativo que los defensores de la economía circular se unan y documenten claramente lo que cada uno de nosotros sabe. Esta base de datos pone estos conceptos abstractos en una forma tangible que ayuda a formar una imagen más clara", destacó Anna Tarí, Fundadora del CEC.

Así, desde la organización apuntan que uno de los desafíos en la implementación de este marco es entender qué significa circularidad en la práctica, qué está funcionando y qué no. Y este directorio abierto online es una excelente herramienta para su solución. El Excel se actualiza continuamente e incluye no solo todas las iniciativas enviadas durante el mapeo, sino también aquellas que los miembros del club y otros interesados envían.

La semana de trabajo en febrero  también aportó datos que iluminaron las áreas donde la coordinación, la comunicación y la comprensión se pueden mejorar. "Algo mencionado en la mayoría de las sesiones del taller fue que los interesados no están hablando efectivamente entre ellos. Sospechamos que esta falta de comunicación puede influir directamente en por qué determinadas industrias, como la inversión, el sector financiero y el público, parecen estar muy subrepresentadas en los resultados", apuntó Tarí.

Para ayudar a cerrar esta brecha en el diálogo, el CEC está planeando un proyecto global de "semana post-mapeo" para compartir los resultados con su audiencia. Se espera que este evento de seguimiento, con fechas aún por determinar, genere el espacio para que los organizadores locales y los participantes definan los próximos pasos para sus ciudades. "Puede ser un concepto complicado de implementar, y esta información muestra que tenemos mucho trabajo por hacer. Pero la gran noticia es que la gente quiere involucrarse, tener un rol y ayudar a definir su futuro y el de nuestras economías", alentó la fundadora de la red.

Circularidad en la ciudad porteña
Y en esto se encuentra trabajando el capítulo local del CEC. Con una primera muestra de unos 30 stakeholders de la Ciudad de Buenos Aires, las ganas están puestas en llegar a todo el territorio nacional. "Está todo por hacer. Esto se puede hacer a mucho mayor escala. Éste fue el puntapié, el primer pasito", disparó Pablo Benavides, CEC Buenos Aires Local Organizer.

De  todos modos, la experiencia ya arrojó resultados: el  57% de las iniciativas corresponden a la categoría “Waste as a Resource” mientras que el 48% de las iniciativas aún están en fase de Start-Up. "Notamos que el conocimiento era muy elemental. Los interesados asociaban el concepto de economía circular principalmente al reciclado y no había una mirada más holística. Eso es bastante común que suceda. El desafío es ir alimentando y subir la vara para ir supliendo eso que falta", explicó Benavides.

¿Y cómo lograr eso? El experto señala que los caminos para lograrlo son varios, como tener una mayor presencia de la Academia, un sector público que potencie y apoye y un sector privado más activo y comprometido con la lógica circular.

Puntualmente plantean una serie de desafíos que incluyen: Dar acceso a información de calidad y recursos sobre Circular Economy; Conectar a los profesionales de la Economía Circular para estimular la colaboración mutua;  Identificar, mapear y dar visibilidad a todas las iniciativas existentes en nuestra región; Promover articulaciones entre organizaciones para facilitar la creación de redes entre los diferentes actores, industrias y líderes de opinión clave; Colaborar con otras redes que comparten el propósito de acelerar la economía circular en América Latina. "Con estos objetivos iremos buscando la manera de empujarlo con una intención de empujar algo que tiene que ver con un hacer y no tanto con un decir", remarcó el local organizer.

Para información o sumarse a CEC Buenos Aires hacé click acá

Últimas notas de Noticias
© Copyright TRES MANDAMIENTOS 2012-2018 / RSS | info@tresmandamientos.com.ar